Maternidad y paternidad

Parto

Los bebés que han estado allí me han contado cosas maravillosas:
Algunos nacieron en casa, en el agua, con música relajante.
Otros me dijeron que su papa le escuchaba el corazón.
Otros que a mamá le daban masajes en la espalda y la animaban porque yo iba bajando a mi ritmo ,sin prisas.
Otros que les ayudaron a tener un mejor parto hospitalario.
Otros que tenían mucha gente alrededor que los animaban (hasta estaba las abuelas).
Otros me contaron que vine muy rápìdo una noche de luna llena y que al respirar me costó la vida pero que me llamaban por mi nombre y sentí que era yo el que había llegado a este mundo
Otros que después de esperarme en casa se fueron al hospital porque no era posible.
Pero todos, todos me han dicho que se recibía con mucho apoyo, ánimo, placer y sobre todo mucho amor.

Este sitio web usa cookies para mejorar el funcionamiento y la experiencia de usuario.Política de privacidad y cookies