Testimonios

Testimonio de Mari Jose y Alfonso

A continuación, os dejamos el testimonio de Mari Jose, Alfonso y Mikhael, en Nijar-Almeria, 1990:

" Hace dos meses que nació Mikhael y nació como siempre habíamos soñado,en casa, entre los suyos, en paz.
Todo estaba preparado, podía venir en cualquier momento, estábamos impacientes.Por fin, aparecieron el tapón mucoso y las primeras contracciones. Maite y Tere llegaron enseguida. Las contracciones se sucedían mientras nosotros hablábamos, paseábamos y mirábamos el reloj cada vez que el niño llamaba a la puerta.
Los tres meses de intensa preparación comenzaban a dar su resultado, cada síntoma era reconocido, sabíamos lo que ocurría y para que ocurría ¡!! Era maravilloso!!.
Cuatro centímetros dilatados. Ya quedaba poco, no había dolor, sino una fuerza que apretaba dentro de mi que era aliviada con las manos de Tere sobre mis riñones, con los brazos fuertes de mi compañero cada vez que se comenzaban a sentir y con la dulce voz de Maite que nos contaba lo bien que iba todo. De repente una cabezita, la de ese niño que tanto habíamos soñado. Ganas de empujar, penumbra, jadeos, silencio. Y por fin el último esfuerzo trajo sobre mí una hermosa criatura que se movía y resbalaba. ¡Era El! Tanto tiempo juntos y por fin nos encontrábamos. Emoción y voces que salían del alma. Su padre le cortó el cordón y durante largo tiempo estuvimos mirándonos los tres, conociéndonos, reconociéndonos. Estábamos juntos y era el comienzo de otra maravillosa época en nuestras vidas.
La VIDA visitaba nuestra casa. "

    Este sitio web usa cookies para mejorar el funcionamiento y la experiencia de usuario.Política de privacidad y cookies